lunes, 3 de junio de 2013

La iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de G.C. (48 fotos)


La iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran CanariaLa iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran CanariaLa iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran CanariaLa iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran CanariaLa iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran CanariaLa iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran Canaria
La iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran CanariaLa iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran CanariaLa iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran CanariaLa iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran CanariaLa iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran CanariaLa iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran Canaria
La iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran CanariaLa iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran CanariaLa iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran CanariaLa iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran CanariaLa iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran CanariaLa iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran Canaria
La iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran CanariaLa iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran CanariaLa iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran CanariaLa iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran CanariaLa iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran CanariaLa iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran Canaria
La iglesia de los Dolores de Schamann Las Palmas de Gran Canaria
La iglesia de los Dolores, construida en 1959 por el arquitecto catalán Joan Margarit Serradell (1908-1997) en el barrio con el que la urbe iniciaba su expansión, rompía moldes tanto en su estructura externa como interna. Su interior, con frescos del muralista Jesús Arencibia (1910-1993), dista hoy, sin embargo, de aquella imagen modernista tras la reforma que se hizo en el edificio a principios de siglo. Una rehabilitación, sufragada con apoyo de los feligreses, que escondió algunas pinturas, entre ellas el Espíritu Santo que el artista de Tamaraceite proyectó en el altar mayor. La paloma con la que Jesús Arencibia remata la escena del Pentecostés quedó hace años oculta tras la gran reforma que sufrió el templo para corregir el estado en el que se encontraba el techo por las humedades y la carcoma. El nuevo techo, en forma de quilla de barco hacia el interior, que se diseñó para arreglar dichos problemas cambio profundamente la imagen interior de la iglesia diseñada por Margarit -entonces arquitecto municipal- de una sola nave pero con tres peculiaridades importantes: los muros laterales figuran olas, la torre -donde se encontraba la pila bautismal en los primeros años de la parroquia- está separada del edificio y las vidrieras recuerdan al arte abstracto. La principal, sustituida también hoy por una imagen religiosa. Para soportar la estructura de hierro y de las planchas de aluminio hubo que construir cuatro columnas. Dos de ellas se sitúan justamente frente al altar lo que impide una visión total del espectacular mural del artista canario. La historiadora de Arte, Natalia Ferrando, investigadora de la obra de Jesús Arencibia -cuya firma puede verse en la parte inferior derecha del mural- señala que la obra pertenece a la etapa del neofiguratismo religioso (1959-1968) en el que el autor duplica el canon de las figuras que aparecen en escena - en este caso los apóstoles- a imagen y semejanza de El Greco. El artista ha bebido de artistas como Matisse y Chagal y su pintura es "más colorista y más viva" que en los anteriores murales. "La obra se encuentra en muy buen estado de conservación gracias a la técnica de caseína -mezcla de pigmento con huevo- que utilizó el muralista". La escena, dividida en dos planos -cielo y tierra- está rematada con una inmensa figura femenina con los brazos abiertos que representa a la Iglesia abrazando a sus hijos. Superpuesto al mural una hexágono de madera sobre el que hay un cristo. La reforma del edificio, sufragada en parte por los vecinos, supuso también la desaparición de unas inscripciones en latín y de las oraciones del Credo y Padrenuestro que había en los muros y que no pertenecen a Arencibia. Curiosamente, la obra de Jesús Arencibia, del que hay una gran obra en la ciudad dispersa tanto en monumentos religiosos como civiles, no se menciona en la placa explicativa que hace unos años colocó el ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria para los turistas al lado de la torre. Tampoco se menciona al autor del edificio. La iglesia de Los Dolores es también una muestra interesante del arte escultórico de la Isla. Abraham Cárdenes (1907-1971) diseñó las piezas del interior mientras que la portada recayó sobre Juan Márquez (1903-1980). Márquez , que esculpió un pantocrátor de cinco metros de altura y las figuras de San Juan Evangelista, San Pedro y San Pablo con varios ángeles, de 3,50 metros del alto cada uno, no cobró nada al Ayuntamiento. La obra del edificio costó 10.596,91 euros de la época.

Fuente información : http://www.laprovincia.es/las-palmas/2013/06/02/iglesia-dolores-schamann-esconde-frescos-jesus-arencibia/535442.html

Fotografías : http://www.elcoleccionistadeinstantes.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada