jueves, 12 de enero de 2012

Fotos del amanecer con calima en Las Palmas de Gran Canaria


La calima es un fenómeno natural bien conocido en Canarias: un millón y medio de toneladas de arena sobrevuelan el cielo canario y caen sobre el archipiélago cada año en los últimos tiempos. Este polvo en suspensión procede de África, afectando a la salud, a la agricultura, al paisaje.

“Cientos de millones de toneladas de polvo africano se transportan desde este continente a través del océano Atlántico”, añade Gelado, “y alcanza las zonas del Caribe, América Central y Sudamérica”, sobre todo en verano, “cuando el polvo mineral se transporta en altura a más de 2.000 metros y el cinturón de bajas presiones conocido como Zona de Convergencia Intertropical se encuentra más desarrollado latitudinalmente”. El polvo procede del denominado dust belt (cinturón de polvo), zona que incluye el norte de África, Oriente Próximo y Asia central y oriental hasta China.

María Dolores Gelado estima que las islas Canarias (ubicadas en un lugar “especialmente interesante para el estudio de las entradas de polvo africano”) reciben un millón y medio de toneladas anuales en sus 80.000 kilómetros cuadrados. “La llegada de grandes cantidades de polvo en suspensión tiene una gran repercusión en numerosos aspectos naturales (contaminación atmosférica en las ciudades, incendios forestales, agricultura...) y humanos (especialmente, en la salud)”, dice, y aunque se registran durante todo el año, son más frecuentes en invierno y verano. “Los estudios que se han llevado a cabo por el Departamento de Química de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria muestran, a través del registro diario de las concentraciones de polvo, que muchas de las tormentas más intensas durante los últimos cuatro años han tenido lugar en los meses de enero y febrero”.
Fuentes y más información :  http://www.pellagofio.com/?q=node/312 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada