jueves, 12 de enero de 2012

Un viaje en bici

Turista en bici por una centrica plaza en Las Palmas de Gran Canaria

Un viaje en bici necesita un mínimo de preparación para evitar imprevistos desagradables. Lo primero que hay que tener en cuenta es que vamos a pasar prácticamente todo el día al aire libre por lo que estaremos expuestos a las inclemencias metereológicas. Independientemente de la época del año, el impermeable y la crema solar son obligatorias.

Para desplazar la bicicleta hasta el lugar donde empieza la ruta es importante informarse bien de las restricciones de cada medio de transporte. Según la nueva normativa de la Unión Europea, las bicicletas pueden viajar en todos los trenes europeos de largo recorrido, por lo que creemos que es el medio de transporte más adecuado. En los autocares suelen obligar a que la bici esté empaquetada. Existen bolsas especiales en las que se puede llevar la bici desmontando solo las ruedas, pero suelen ser bastante caras. En su lugar podremos utilizar una caja de cartón con las medidas adecuadas. En el avión obligan también a llevar la bicicleta empaquetada y en algunas compañías, sobre todo las de bajo coste, cobran suplemento por transportar la bicicleta. De todas formas, las condiciones varían bastante entre las diferentes compañías por lo que recomendamos que te informes al comprar el billete.

La diferencia principal de un viaje en bici es que no es nada recomendable llevar una mochila en la espalda. Es perjudicial para la columna, bastante incómodo y hace sudar en exceso. En su lugar llevaremos alforjas montadas sobre los portaequipajes de la bicicleta. Hay portaequipajes adaptados para prácticamente todos los tipos de bicicletas. Si la tuya no tiene, lo mejor es que vayas a la tienda con tu bici para ver que portaequipaje es el que se adapta mejor. En la mayoría de Albergues de Juventud hay Parkings para bicis. De todas formas hay que tener en cuenta que en muchos casos será necesario subirse todo el equipaje a la habitación por lo que procura que las alforjas sean lo más cómodas posibles de montar y desmontar.

La bicicleta será tu medio de transporte por lo que es necesario que la revises a fondo antes de salir; sobre todo ruedas, frenos y luces. Unas cubiertas en buen estado pueden librarte de la aburrida tarea de arreglar un pinchazo. Los frenos y las luces son de gran importancia porque tienen que ver con tu seguridad. La carretera no debe asustarte pero sí hacerte consciente de tu responsabilidad. Hay países como Holanda bastante adelantados y con una cultura de bici muy desarrollada, en ellos encontrarás carril bici durante prácticamente todo el viaje. Sin embargo, todavía hay numerosos países en Europa que tienen mucho que mejorar al respecto. Al compartir la carretera con los coches lo más importante es que te vean bien. En días de niebla, lluvia o cuando circules de noche tendrás que llevar un chaleco reflectante y las luces encendidas. Si la niebla es muy densa o la lluvia muy fuerte evita circular por carreteras.

A la hora de preparar el equipaje hay que intentar econtrar el punto de equilibrio para ir lo más ligeros posibles sin echar nada en falta. Hay que tener en cuenta que podremos lavar ropa en campings y albergues y que los kilos de más se notan cada vez que tenemos que subir la bici al tren o cuando hay que subir cuestas. Por el momento, todas las rutas que proponemos desde Europebybike pasan regularmente por poblaciones donde encontraremos supermercados, por lo que no es recomendable llevar mucha comida encima ya que supone un peso extra importante. Lo ideal es comprar comida para uno o dos días teniendo siempre en cuenta que los domingos es difícil encontrar algo abierto.

Esta podría ser tu lista de cosas imprescindibles y de gran utilidad en tu viaje (no existe orden de importancia):
- Casco - Luces delanteras y traseras
- Alforjas - Gomas para equipaje
- Transportín - Cesta delantera o bolsa
- Cámaras de recambio. - Linterna
- Navaja multiusos - Bolsas de plástico
- Impermeables - Cables de freno de recambio
- Llaves multiuso (allen, clásicas) - Camping-gas con cacerola
- Ropa interior, camisetas, pantalones y ropa de abrigo - Chaleco reflectante
- Saco de dormir - Aislante
- Tienda de campaña - Pastilla de jabón
- Detergente - Libreta y boli
- Comida para el dïa y algunas conservas - Cubiertos
- Botes para agua - Porta-botes en la bici
- Candados - Diccionario
- Crema protectora solar - Mapa


El consejo principal que te podemos dar es que una vez que hayas hecho el equipaje y que hayas montado las alforjas en la bicicleta, salgas a darte una vuelta con ella por el barrio. Así comprobarás si te sientes cómodo con el peso que llevas y si todo está bien sujeto antes de que sea demasiado tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada