miércoles, 16 de mayo de 2012

Fotos Concierto Bruce Springsteen Estadio de Gran Canaria - Las Palmas de Gran Canaria

Ver el Video del concierto aquí : http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=i3uEtFpfjlU
Concierto Bruce Springsteen Las Palmas de Gran Canaria (10 fotos) Concierto Bruce Springsteen Estadio de Gran Canaria - Las Palmas de Gran Canaria Un sueño cumplido. Con media hora de retraso y con un fogonazo lumínico de las cegadoras plantadas en la base y puente del escenario, y con las banderas canaria y estadounidense en lo alto, arrancaba el mayor espectáculo musical del año. Los acordes de Los Siete Magníficos de fondo dio la bienvenida a los héroes de una noche mágica, y en esto Bruce Springsteen asomaba en escena al grito de "hola, Gran Canaria", y poco más hizo falta para que un griterío ensordecedor le diera la réplica. Algo menos de las 30.000 personas que esperaba la organización ocupaban sus localidades. El de Nueva Jersey, escoltado por la tremenda big band en que ha reconvertido a la E Street Band abrió la noche y el show, el segundo de la gira europea de Wrecking Ball como si le fuera la vida en ello, con la energía y entrega que ha marcado su vuelta a los escenarios de medio mundo. Miles de gargantas a las que la tarde se les había hecho infinita despertaron para hacer coros, gritar hasta la extenuación y acompañar a su ídolo. Su último disco, Wrecking Ball y título de la gira que lo ha traído a Gran Canaria, es fruto de la rabia, de un discurso ácido y contestatario en contra de los que continúan dinamitando el estado del bienestar, el enésimo quiebro al utópico sueño americano. Y ese verbo ha construido un repertorio que le hace olvidar episodios frágiles recientes como ese Working on a dream de 2009, y tener a la gente de su parte. We take care of your own, Wreckin Ball y Badlands, fueron sus primeras cartas, el bucle de un set que tenía por delante tres generosas horas en las que iban a caer muchos incunables de una historia musical que suma 40 años. Sabido que el Boss gusta de retratarse con sus clásicos cuando pisa un sitio por primera vez como Gran Canaria. Y como en sus conciertos cambia el repertorio como le da la gana, a veces a su antojo y otros a gusto y peticiones del público , tras cruzar por el pasillo que le permitía moverse entre esas primeras filas optó por hacer No Surrender, seguida de Death to my hometown. Lo siguiente, según explicaba en español fue "una canción de hola y adiós , una historia sobre lo que perdemos y lo que queda para siempre". Era My city of ruins, pieza que le sirvió para presentar a los músicos presentes y a los ausentes: Roy Bittan, teclados; Nils Logfren, voz y guitarras; Gary Tallent, bajo; Stevie Van Zandt, guitarras y voz; Max Weimberg, batería; Soozie Tyrell, voz, guitarras y violín; Charlie Giordano, teclados; Cindy Mizelle y Curtis King, a las voces;y la sección de vientos que da otro carácter al sonido de la E Street Band formada por Jake Clemons, Eddie Manion, Clark Gayton, Curt Ramm y Barry Danielan. Pero "echamos de menos a alguien", que no es otro que el malogrado Clarence Clemons, el big man ausente que al que Bruce animó al publico a homenajear con soberano aplauso mientras Max Weinberg golpeaba sin piedad la baterìa. Su mujer, Patti Scialfa tampoco estaba, se quedó en casa cuidando de la familia, según recordó el Boss.
Web de Bruce Springsteen : http://brucespringsteen.net/














No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada