jueves, 13 de septiembre de 2012

Video La afición al completo, Tropical con la UD Las Palmas


                     La afición al completo, Tropical con la UD Las Palmas
“El corazón tiene razones que la razón no entiende” es una frase atribuida al científico francés Blaise Pascal que podría aplicarse a los seguidores de cualquier equipo de fútbol. Precisamente en esa irracionalidad sobre la que subyace una afición que lleva a miles de personas a sufrir como propias las derrotas de su equipo y a festejar las victorias como si no hubiese un mañana se encuentra la base de la última campaña publicitaria de Tropical.

Siempre se ha dicho que es muy fácil ser aficionado de equipos como el Real Madrid o el F.C. Barcelona, acostumbrados a celebrar títulos una temporada sí y otra también. Sin embargo, el verdadero mérito está en emocionarse con las pequeñas gestas de clubes más modestos. Y, precisamente, eso es lo que cuenta en poco más de tres minutos “La afición al completo”, el anuncio con el que Tropical pretende homenajear a la Unión Deportiva Las Palmas “y sobre todo a su generosa afición” y que se ha estrenado esta misma noche.

Para rodarlo se fueron hasta el pueblo leonés de La Bañeza, sede de la segunda peña más numerosa que posee el equipo amarillo, a quienes llevaron un pequeño pedazo del viejo y deteriorado Estadio Insular que fue testigo de excepción de tantas tardes de gloria. Ver cómo hay gente que cada fin de semana se emociona con lo que ocurre en un campo a miles de kilómetros de distancia pone la piel de gallina.

Hay quien dice que emocionarse –alegrarse, sufrir, enfadarse– por lo que puedan hacer once hombres que, además, suelen cobrar un pastón corriendo detrás de una pelota no tiene sentido. Y, posiblemente, tengan razón. Pero el corazón tiene razones que la razón no entiende. Solo por eso, aficiones como la de la Unión Deportiva Las Palmas, un equipo que no gana una copa desde hace mucho tiempo, se merecen este y todos los homenajes que les quieran hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada