martes, 29 de enero de 2013

Turismo de naturaleza en Gran Canaria

Turismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - EspañaTurismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - EspañaTurismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - EspañaTurismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - EspañaTurismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - EspañaTurismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - España
Turismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - EspañaTurismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - EspañaTurismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - EspañaTurismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - EspañaTurismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - EspañaTurismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - España
Turismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - EspañaTurismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - EspañaTurismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - EspañaTurismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - EspañaTurismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - EspañaTurismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - España
Turismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - EspañaTurismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - EspañaTurismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - EspañaTurismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - EspañaTurismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - EspañaTurismo de naturaleza en Gran Canaria - Islas Canarias - España

Gran Canaria es un continente en miniatura, con un muestrario de paisajes muy poco corrientes, en medio de un archipiélago enormemente diverso. Por ello la Unesco decidió otorgar a la isla el sello de Reserva de la Biosfera. Para apoyar activamente la conservación de las piezas de este puzzle de escenarios naturales, un micromundo diferente y muy particular. Casi la mitad del espacio geográfico de Gran Canaria ha quedado incluido en la Reserva, abarcando seis núcleos de población rurales, vinculados a actividades tradicionales.
Un mundo natural que ha venido viviendo a su aire durante siglos, entre los cambiantes relieves de la isla.Y es en esto, en su relieve, en su especial configuración geomorfológica, donde reside otra de las particularidades de Gran Canaria. Una inmensa caldera de hundimiento, la Caldera de Tejeda, domina el centro de la isla, y despliega a su vez una red de drenaje de aguas pluviales que recorren los barrancos y serpentean hasta llegar al mar. En conjunto, puede considerarse Gran Canaria como un macizo que se eleva desde el nivel del mar hasta los 1.949 metros de altitud del Pico de Las Nieves.
La altitud de la isla y lo abrupto del relieve posibilitan multitud de microclimas y hábitats. En ese sentido, destaca el suroeste de Gran Canaria, que ha mantenido resguardado su entorno natural a lo largo de los siglos. En esa zona se localizan grandes extensiones de bosques de pino canario, un árbol de características peculiares que lo hacen único en el mundo. Por otro lado, las actividades humanas se han ido sumando al entorno, hasta el punto de que es difícil diferenciar los elementos introducidos por las labores tradicionales con el paisaje original de la isla, formando todo un mosaico paisajístico peculiar, que ahora se cuida para futuras generaciones.
Fuente y más información : www.grancanaria.com/patronato_turismo/Naturaleza.304.0.html
Fotografias : www.elcoleccionistadeinstantes.com/
Ver el video de la Ruta de la cumbre de Gran Canaria : www.youtube.com/watch?v=W3whn0xa4E8

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada